Nuevos formatos escolares: interpretaciones acerca de las diferentes temporalidades que los atraviesan

| | | |
Guardar

Desde mediados del siglo XX, la escuela secundaria argentina atraviesa un proceso de masificación que tensiona su matriz elitista y selectiva, proceso que se intensifica, y asume nuevos ribetes, ante la nueva condición de obligatoriedad del sistema1. Este proceso tiene lugar en un escenario caracterizado, por un lado, por el debilitamiento de la institucionalidad moderna (Dubet y Martuccelli, 2000) debido a las profundas transformaciones socioculturales que han debilitado la matriz Estado-céntrica (Tiramonti, 2004) y,
por el otro, por profundas desigualdades que polarizan la estructura social.

Desde mediados del siglo XX, la escuela secundaria argentina atraviesa un proceso de masificación que tensiona su matriz elitista y selectiva, proceso que se intensifica, y asume nuevos ribetes, ante la nueva condición de obligatoriedad del sistema1. Este proceso tiene lugar en un escenario caracterizado, por un lado, por el debilitamiento de la institucionalidad moderna (Dubet y Martuccelli, 2000) debido a las profundas transformaciones socioculturales que han debilitado la matriz Estado-céntrica (Tiramonti, 2004) y,
por el otro, por profundas desigualdades que polarizan la estructura social.