La agenda de género en el mundo: en Escocia repartirán productos de gestión menstrual a mujeres de bajos recursos*

18 junio 2018
| ,
Guardar

A continuación, compartimos un artículo referido a una política pública escocesa consistente en distribuir gratuitamente productos de gestión menstrual entre la población femenina de menores recursos. Lo hacemos sobre todo porque enfoca muy bien en el corazón del problema, un argumento que no hemos visto sostenido lo bastante en el debate público sobre el tema en la Argentina: la carencia de estos productos retrae a las mujeres de sus actividades cotidianas, como la asistencia a clases por ejemplo, lo que deriva en un gran perjuicio que profundiza el cìrculo vicioso de la discriminación de género.


La “pobreza menstrual” es un problema grande y escondido del Reino Unido. Solo el año pasado, más de 137 mil niñas se ausentaron de la escuela porque no tenían acceso a productos de gestión menstrual. Una de cada 10 mujeres de entre 14 y 21 años no pudieron pagarlo. En Escocia, una nueva iniciativa para neutralizar el problema está siendo muy exitosa: mujeres de todo el país con ingresos bajos empezaron a recibir los productos sanitarios de manera gratuita, en un esfuerzo por terminar con esta “pobreza menstrual”.

El proyecto, una colaboración entre el gobierno escocés y una organización que lucha por la equidad llamada FareShare, fue implementado el año pasado en modo de prueba y como resultado obtuvieron que dos tercios de las personas que fueron beneficiadas habían tenido dificultades para acceder a los productos en el pasado. La meta es reducir la ansiedad que implica no tener la cantidad suficiente de dinero para estos ítems esenciales.

Además de proveer toallitas higiénicas, tampones y copas menstruales, habrá capacitaciones y sesiones educativas para trabajadoras sociales. Desde agosto, Escocia irá más allá y será el primer gobierno regional en facilitar los productos en universidades y colegios.

Mientras la iniciativa es indudablemente un paso hacia la dirección correcta, el resto de las regiones que conforman el Reino Unido no cuentan con esta política hasta el momento.

[Proponemos este artículo en conexión con el anteriormente publicado en esta misma sección, llamado “Menstruación: Mostrarla y explicarla”, referido a la necesidad de “exorcizar” por medio de la enseñanza y la conversación pública el halo de secreto, prejuicio y ocultismo que todavía cubre al tratamiento social de la menstruación, porque sin este paso previo, será todavía más difícil dar otros como la distribución gratuita de productos de gestión menstrual].

[Como complemento, ponemos a disposición el enlace a un proyecto de ley presentado en la Cámara de Diputados de la Nación, que contiene una propuesta similar a la analizada de Escocia, que seguramente será de utilidad para el trabajo en el aula con los alumnos].

*El artículo y la imagen corresponden a “Escocia: los productos de gestión menstrual serán gratuitos para personas de bajos recursos”, de La Nación del 31 de mayo de 2018. Los textos en cursiva y entre corchetes son nuestros.

Etiquetas: