La Universidad en la nube

, | , | | |
Guardar

En mayo y septiembre de 2013 tuvieron lugar sendos seminarios coorganizados por los grupos Laboratório de Novas Tecnologias do Centro de Ciências da Educação (Universidade Federal de Santa Catarina) y Laboratorio de Medios Interactivos (Universitat de Barcelona) bajo el común título “Redefiniendo la Universidad: nuevos modelos para el aprendizaje en red”. Fruto de aquellos seminarios es este libro en el que algunos de los participantes recogen sus reflexiones y experiencias. Finalmente el título del libro se transformó en “La universidad en la nube” (“A universidade na nuvem”).
Son muchos los aspectos en los que la universidad debe replantearse
su propósito y su forma. Para comenzar, el propio nombre que hace referencia
a la universalidad del saber pierde su sentido en una sociedad en la que el conocimiento y la información crecen siguiendo una Ley de Moore semántica. Como resultado ya no es posible pretender esa universidad medieval o moderna que trataba de recoger todo el saber conocido. Con la especialización, cada institución trata de encontrar su hueco en una línea o líneas que destaquen su capacidad y poder de gestión del conocimiento. La división entre “literarias” o “generalistas” y “politécnicas” está desfasada (comparten carreras y ambas se limitan en sus objetivos). Las universidades corporativas, las universidades en línea o las metauniversidades son otras aproximaciones al problema.
Otro aspecto que considerar: las universidades surgen en un contexto en el que algunas ideas, subyacentes si no explícitas, son:
• La estabilidad del conocimiento (se sitúan en pleno “paréntesis Gutemberg”).
• La autoridad académica.
Hoy se habla de un conocimiento flexible y cambiante así como de una autoría social y un conocimiento colectivo. La autoridad académica está lejos de basarse en la fuerza física, la autoridad legal o la posesión del “saber”. Y la información cambiante pone en riesgo esta sensación de agradable estabilidad vinculada a la torre de marfil universitaria.
Enfrentada a la preparación de profesionales del siglo XXI, la universidad había surgido cuando el nivel de especialización de la formación profesional se basaba en el artesanado y el aprendizaje por la práctica, dimensión de la que la universidad se excluía.
Mientras la universidad, como institución, se muestra tan resistente como siempre (es la segunda institución que más tiempo ha resistido en la historia de la humanidad, después de la iglesia Católica), la sociedad le vuelve la espalda en cada vez más aspectos. Permanece su prestigio con un cierto carácter exótico y con el apoyo de los poderes políticos y culturales. Pero poco a poco vemos como el conocimiento se escapa de sus aulas y se filtra por la red donde encuentra el caldo de cultivo en que autorregenerarse.
Entre los mecanismos que la institución universitaria ha puesto en marcha para mantener su papel dominante en la sociedad podemos encontrar la potenciación de la dimensión investigadora, la formación profesional de medio y alto nivel, las estrategias a nivel regional (léase proceso de Bolonia), el uso intensivo de Tecnologías de la Información y la Comunicación, y en particular de Internet, y los sistemas mixtos de ofertas abiertas y cerradas, por ejemplo ligadas a los materiales open source. En general, la clave para la supervivencia de la universidad radica en mantener el valor de los títulos que otorgan y por ahí encontramos la clave para muchas acciones (validez temporal de los títulos, homologación regional o mundial de los títulos, condicionar ayudas a la posesión de un título…).
Redefinir la universidad es una tarea a las que todas las instituciones de Educación Superior se enfrentan, veladamente o no, en esta primera mitad del siglo XXI. Y por ello escapa a las posibilidades de este texto que ha decidido centrarse en un único aspecto: la universidad integrándose en la red del conocimiento, en un mundo cohesionado (y dividido) por la red. En ese sentido enriquece otros títulos de esta colección. Las diferentes reflexiones que integran este volumen provienen de investigadores de diferentes países europeos y latinoamericanos y su interés proviene tanto de la calidad de las aportaciones como de su diversidad de puntos de vista.