La evaluación en plástica – visual en el nivel secundario

| | |
Guardar

Resumen
La ley de educación nacional 26.206, al establecer la obligatoriedad del nivel secundario, reposiciona y jerarquiza a las materias del área artística en la escuela media. En particular, los resultados de la evaluación de los aprendizajes de la materia plástica-visual, traducidos en la calificación, inciden en el proceso de acreditación, promoción y graduación de los alumnos. Sin embargo, en este campo de conocimiento conviven diferentes modelos educativos y sus correlatos evaluativos.
En esta investigación nos propusimos abordar la incidencia de la formación inicial y la experiencia en el nivel respecto de las prácticas evaluativas de los docentes, así como también caracterizarlas, relevar los criterios de evaluación que privilegian, los instrumentos utilizados, indagar la valoración que les otorgan a los ejes curriculares y analizar cómo determinan la calificación de los alumnos. Abordamos este problema desde un enfoque cualitativo descriptivo, en el cual se triangularon datos provenientes de entrevistas semi-estructuradas, grupos de discusión y observaciones de prácticas.
Del análisis de los datos recogidos observamos que los docentes de plástica-visual sostienen un concepto negativo de la evaluación asociándola a la sanción o punición del alumno, posiblemente esto es debido a que no diferencian evaluar y calificar. Relevamos un desfase entre los criterios que utilizan para la evaluación formativa, en la que valoran principalmente contenidos actitudinales y los criterios utilizados para la evaluación final en la que consideran algunos aspectos disciplinares. En relación con las prácticas evaluativas pareciera tener mayor incidencia la cultura institucional y la experiencia docente, que la formación inicial recibida.

Resumen
La ley de educación nacional 26.206, al establecer la obligatoriedad del nivel secundario, reposiciona y jerarquiza a las materias del área artística en la escuela media. En particular, los resultados de la evaluación de los aprendizajes de la materia plástica-visual, traducidos en la calificación, inciden en el proceso de acreditación, promoción y graduación de los alumnos. Sin embargo, en este campo de conocimiento conviven diferentes modelos educativos y sus correlatos evaluativos.
En esta investigación nos propusimos abordar la incidencia de la formación inicial y la experiencia en el nivel respecto de las prácticas evaluativas de los docentes, así como también caracterizarlas, relevar los criterios de evaluación que privilegian, los instrumentos utilizados, indagar la valoración que les otorgan a los ejes curriculares y analizar cómo determinan la calificación de los alumnos. Abordamos este problema desde un enfoque cualitativo descriptivo, en el cual se triangularon datos provenientes de entrevistas semi-estructuradas, grupos de discusión y observaciones de prácticas.
Del análisis de los datos recogidos observamos que los docentes de plástica-visual sostienen un concepto negativo de la evaluación asociándola a la sanción o punición del alumno, posiblemente esto es debido a que no diferencian evaluar y calificar. Relevamos un desfase entre los criterios que utilizan para la evaluación formativa, en la que valoran principalmente contenidos actitudinales y los criterios utilizados para la evaluación final en la que consideran algunos aspectos disciplinares. En relación con las prácticas evaluativas pareciera tener mayor incidencia la cultura institucional y la experiencia docente, que la formación inicial recibida.