“Familias” y “participación”: un análisis comparativo de la Ley 1.420, la Ley Federal de Educación y la Ley de Educación Nacional

| | | |
Guardar

Contemporáneamente, buena parte de los debates referidos a la escolarización
infantil, y más específicamente, sobre el lugar que deben ocupar
los adultos vinculados a los niños en el ámbito doméstico en relación con
la escuela, se dirime en torno de la categoría “participación”. Es decir, en
el ámbito educativo -concretamente en referencia tanto a lo que sucede
en las escuelas como a buena parte de la producción de documentación
e implementación de proyectos y programas ministeriales y de organismos
internacionales- los interrogantes en torno a cómo deberían
actuar e interactuar las personas directamente vinculadas con la escolarización
de los niños se plantean recurrentemente en términos de esta
categoría.

Contemporáneamente, buena parte de los debates referidos a la escolarización
infantil, y más específicamente, sobre el lugar que deben ocupar
los adultos vinculados a los niños en el ámbito doméstico en relación con
la escuela, se dirime en torno de la categoría “participación”. Es decir, en
el ámbito educativo -concretamente en referencia tanto a lo que sucede
en las escuelas como a buena parte de la producción de documentación
e implementación de proyectos y programas ministeriales y de organismos
internacionales- los interrogantes en torno a cómo deberían
actuar e interactuar las personas directamente vinculadas con la escolarización
de los niños se plantean recurrentemente en términos de esta
categoría.