El rendimiento escolar de los estudiantes argentinos en PISA 20061

| | | |
Guardar

El Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos, PISA por sus siglas en inglés, es una de las más recientes experiencias de evaluación del rendimiento escolar. Coordinado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo
Económico (OCDE), tiene por propósito valorar, cada tres años, el grado de formación de los alumnos de quince años en tres áreas básicas de conocimiento: Lectura, Matemáticas y Ciencias. Particularmente, dicho programa aspira examinar cómo los estudiantes que están por finalizar la educación básica y obligatoria aplican sus conocimientos en situaciones de la vida real. Junto a otros países de América Latina, Argentina participó en dos de sus tres ediciones, la primera realizada entre los años 2000 y 2001, y la segunda en el año 2006. En las dos ocasiones el rendimiento de los argentinos fue muy bajo. En términos generales, sus puntuaciones se situaron a una distancia de aproximadamente 100 puntos de la media internacional fijada en los 500 puntos. Los resultados de PISA mostraron también que algo más de la mitad de los estudiantes del país no logró resolver satisfactoriamente los ejercicios más básicos de las pruebas, que sólo requieren aplicar simples operaciones matemáticas, comprender literalmente textos escritos e interpretar
problemas científicos de escasa complejidad.

El Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos, PISA por sus siglas en inglés, es una de las más recientes experiencias de evaluación del rendimiento escolar. Coordinado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo
Económico (OCDE), tiene por propósito valorar, cada tres años, el grado de formación de los alumnos de quince años en tres áreas básicas de conocimiento: Lectura, Matemáticas y Ciencias. Particularmente, dicho programa aspira examinar cómo los estudiantes que están por finalizar la educación básica y obligatoria aplican sus conocimientos en situaciones de la vida real. Junto a otros países de América Latina, Argentina participó en dos de sus tres ediciones, la primera realizada entre los años 2000 y 2001, y la segunda en el año 2006. En las dos ocasiones el rendimiento de los argentinos fue muy bajo. En términos generales, sus puntuaciones se situaron a una distancia de aproximadamente 100 puntos de la media internacional fijada en los 500 puntos. Los resultados de PISA mostraron también que algo más de la mitad de los estudiantes del país no logró resolver satisfactoriamente los ejercicios más básicos de las pruebas, que sólo requieren aplicar simples operaciones matemáticas, comprender literalmente textos escritos e interpretar
problemas científicos de escasa complejidad.