El e-gov en Educación. Un estudio sobre el desarrollo del gobierno electrónico en los Ministerios de Educación de las provincias argentinas y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

| | |
Guardar

La evolución de la práctica y las formas de gobierno ha atravesado siglos. Hoy existen cinco formas vigentes, pero con el advenimiento de las tecnologías expertos en todo el mundo apuntan a la aparición de una nueva forma de gobierno: la electrónica. Su implementación surge como una necesidad en medio a un renovado debate sobre el rol del Estado; Estado que, en la medida que avanza y asume nuevas responsabilidades, se desdobla en áreas y debe ser gobernado ya no sólo por un Jefe de gobierno sino también por un cuerpo de Ministros y contar con otras instancias gubernamentales que equilibren los poderes. El empleo de las tecnologías e Internet en el ámbito público supone una mejora en la gestión del gobierno y la modernización del Estado. Con el fin de conocer su aplicación y nivel de desarrollo en Educación observamos los sitios web oficiales de los Ministerios de las 23 provincias argentinas y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, analizamos estructuras de e-gobierno y entrevistamos a actores relacionados con el egobierno y la Educación. Analizamos los sitios a partir de la perspectiva del usuario y con los resultados obtenidos elaboramos un ranking que indica la posición de cada jurisdicción en función del nivel de desarrollo alcanzado a la fecha. El análisis de las estructuras y las entrevistas dan a conocer aspectos de la arquitectura organizacional que da soporte a los e-servicios dispuestos e indican en qué medida, hoy, se impulsa el desarrollo del e-gobierno en el área educativa. Los cuatro primeros puestos del ranking los ocupan la provincia de Buenos Aires, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la provincia de Salta y la de Misiones. Los resultados revelan que el actual nivel de desarrollo de e-gobierno aplicado a Educación es básico, que la disposición de los eservicios, en el caso de las cuatro jurisdicciones que ocupan los primeros puestos en el ranking, no nace de la aplicación de una estrategia para el desarrollo del e-gobierno y que los sitios oficiales replican la arquitectura organizacional y la forma de conducir de las instituciones que gobiernan el área.

La evolución de la práctica y las formas de gobierno ha atravesado siglos. Hoy existen cinco formas vigentes, pero con el advenimiento de las tecnologías expertos en todo el mundo apuntan a la aparición de una nueva forma de gobierno: la electrónica. Su implementación surge como una necesidad en medio a un renovado debate sobre el rol del Estado; Estado que, en la medida que avanza y asume nuevas responsabilidades, se desdobla en áreas y debe ser gobernado ya no sólo por un Jefe de gobierno sino también por un cuerpo de Ministros y contar con otras instancias gubernamentales que equilibren los poderes. El empleo de las tecnologías e Internet en el ámbito público supone una mejora en la gestión del gobierno y la modernización del Estado. Con el fin de conocer su aplicación y nivel de desarrollo en Educación observamos los sitios web oficiales de los Ministerios de las 23 provincias argentinas y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, analizamos estructuras de e-gobierno y entrevistamos a actores relacionados con el egobierno y la Educación. Analizamos los sitios a partir de la perspectiva del usuario y con los resultados obtenidos elaboramos un ranking que indica la posición de cada jurisdicción en función del nivel de desarrollo alcanzado a la fecha. El análisis de las estructuras y las entrevistas dan a conocer aspectos de la arquitectura organizacional que da soporte a los e-servicios dispuestos e indican en qué medida, hoy, se impulsa el desarrollo del e-gobierno en el área educativa. Los cuatro primeros puestos del ranking los ocupan la provincia de Buenos Aires, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la provincia de Salta y la de Misiones. Los resultados revelan que el actual nivel de desarrollo de e-gobierno aplicado a Educación es básico, que la disposición de los eservicios, en el caso de las cuatro jurisdicciones que ocupan los primeros puestos en el ranking, no nace de la aplicación de una estrategia para el desarrollo del e-gobierno y que los sitios oficiales replican la arquitectura organizacional y la forma de conducir de las instituciones que gobiernan el área.