Coparticipación y equidad educativa: un debate pendiente en el campo de la educación

| | | |
Guardar

Uno de los principales problemas del sistema educativo argentino es la gran desigualdad que existe entre las provincias. Un claro ejemplo al respecto es la inversión que cada Estado provincial realiza por la educación de los niños, niñas y jóvenes que habitan sus territorios, con casos como Tierra del Fuego o Santa Cruz, donde el gasto por alumno supera los 2.000 pesos, y casos como Salta, Misiones o Corrientes con inversiones anuales por alumno inferiores a los 800
pesos. Las causas de estas desigualdades no deben buscarse en las esferas provinciales de poder, ya que la inversión educativa depende prácticamente de la distribución de recursos federales, es decir, del sistema de reparto de la coparticipación federal de impuestos.

Uno de los principales problemas del sistema educativo argentino es la gran desigualdad que existe entre las provincias. Un claro ejemplo al respecto es la inversión que cada Estado provincial realiza por la educación de los niños, niñas y jóvenes que habitan sus territorios, con casos como Tierra del Fuego o Santa Cruz, donde el gasto por alumno supera los 2.000 pesos, y casos como Salta, Misiones o Corrientes con inversiones anuales por alumno inferiores a los 800
pesos. Las causas de estas desigualdades no deben buscarse en las esferas provinciales de poder, ya que la inversión educativa depende prácticamente de la distribución de recursos federales, es decir, del sistema de reparto de la coparticipación federal de impuestos.