Boletín de Novedades Educativas N°95: Proyecto ÍNTIMOS. Una ficción interactiva para adolescentes sobre el sexting y el uso de las redes sociales.

, , | , , | | | , |
Guardar

En este boletín les presentamos el proyecto ÍNTIMOS, una iniciativa que busca promover un uso responsable de las redes sociales por parte de los jóvenes y, llegado el caso, ayudarlos a lidiar con situaciones de exposición no consentida. El proyecto es un desarrollo conjunto de UNICEF con dos empresas argentinas – Sherpas y Chat-Tonic -. En esta edición entrevistamos a Eduardo Orteu, CEO de Chat Tonic, sobre cómo surgió la idea de este proyecto formativo. En una próxima edición publicaremos la entrevista a los responsables del área educativa de UNICEF vinculados al proyecto ÍNTIMOS.

Eduardo Orteu es Licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de San Andrés. Allí también da clases dentro del programa MIND, desarrollando profesionales para la transformación digital. AAdicionalmente es profesor invitado en el MBA del IAE y orador en eventos de la industria mobile.

Es CEO de Chat Tonic y socio fundador  de Mobile Tonic.

 

Cada vez con más frecuencia, los adolescentes sufren “porno-venganza”, el hostigamiento de personas que, violando su confianza, difunden en Internet sin su consentimiento imágenes íntimas, que muchas veces se viralizan con rapidez.

El proyecto utiliza tecnología de última generación (inteligencia artificial) para dar vida a un personaje de ficción (Nati Luetto, en la versión argentina), que conversa con los adolescentes utilizando sus códigos en un entorno cercano (el Messenger de Facebook). De esa manera Nati se construye como un par que logra empatía y es aceptada.

Nati atraviesa el final de una relación cuando descubre que su ex-pareja compartió un vídeo íntimo de los dos en las redes sociales: Los adolescentes de 13 años en adelante, se comunican con ella mediante mensajes de texto, fotos, videos y mensajes de audio durante al menos 48 horas, transformando el diálogo en una experiencia entre la ficción y la realidad.

El proyecto ÍNTIMOS es una extensión del proyecto Caretas, que las empresas argentinas Sherpas y Chat-Tonic desarrollaron con notable éxito para UNICEF Brasil. En Brasil, el personaje tiene por nombre Fabi Grossi, y su Facebook está a punto de alcanzar el millón de usuarios. ÍNTIMOS es el resultado de una alianza entre UNICEF, la filial argentina de Facebook y las empresas Sherpas y Chat-Tonic.

Próximamente, Lúminis elaborará una guía didáctica para que los docentes puedan trabajar pedagógicamente estos casos con sus alumnos del profesorado y de la escuela secundaria con dicha iniciativa.

En esta entrevista dialogamos con Eduardo Orteu, CEO de Chat Tonic.

 

-FL:- ¿Cómo surgió el proyecto “Íntimos”?

 -EO:-El proyecto surge a partir de una historia escrita inicialmente  por Nicolás Ferrario, uno de los socios de Sherpas,  cuando  era director creativo en una agencia en San Pablo, Brasil.

La temática de esa narración nos pareció muy relevante debido a su carácter actual, ya que trataba sobre una chica que sufría un abuso a través de su teléfono y era víctima del sexting. Esa historia, pensada como una obra de teatro por chat, nos planteó un desafío que nos pareció súper interesante.

A esa ídea le fuimos dando vida, aportando nuestro conocimiento tecnológico, ya que en nuestra plataforma desarrollamos chatbots Los chatbots son programas informáticos que funcionan como agentes virtuales dotados de inteligencia contextual y artificial con los que es posible mantener una conversación, porque pueden brindar respuestas instantáneas y personales. A su vez se pueden integrar a diversas plataformas como pueden ser Facebook o Whatsapp. Lo que hicimos fue crear un personaje de ficción encarnado por un bot que utiliza inteligencia artificial. El personaje en la versión argentina es Nati Luetto.

Ese proyecto nos llevó casi un año para llegar de la idea original a lo que es hoy. Tuvimos que pensar y construir todas las interacciones, respecto a cómo funcionaría y cómo sería este personaje. Durante ese proceso decidimos plantearle la idea a UNICEF Brasil. Ellos se entusiasmaron con la posibilidad de trabajarlo con adolescentes y empezaron a ayudarnos a dar forma a los contenidos. Esos contenidos aportaron sentido a una historia de ficción, convirtiéndola en un recurso capaz de generar reflexión y un posible cambio de hábitos en la gente que pasase por la experiencia de un diálogo interactivo. Con esa premisa, junto a Gastón Guertner, especialista en cambio de comportamientos, hicimos modificaciones en el diseño para que esa historia pudiese, más allá de entretener, establecer empatía y generar una conexión con el público de jóvenes de entre 13 y 18 años.

Así trabajamos aspectos vinculados a cómo lidiar con una situacióndesexting, y a cómo empatizar con una persona que sufre esa forma de acoso, conformando una realidad virtual muy cercana a lo que les pasa a los adolescentes en la vida real.

En cuanto a la historia, creamos una experiencia que dura dos días, aproximadamente, donde un personaje que en Brasil era Fabi y acá en Argentina se llama Nati, en la que va contando en primera persona cómo sufre que su novio haya difundido sin su autorización un video entre ella y él. Por esa situación comienza a sufrir el acoso por parte de terceros que no conoce, una consecuencia de la porno venganza.

Lo que se pretende con esta historia y su propuesta es que quien está chateando con el personaje viva en primera persona su situación, tal como si fuese un amigo. Eso implica que pueda empatizar con ella y también que se involucre en entender cómo el personaje de Nati lo resuelve. De esa forma el involucramiento del participante se orienta a que pueda ayudarla, ya sea leyéndola o respondiéndole cuando ella le pregunta cosas; eso lleva a que puedan sugerirle posibles acciones y soluciones.

De alguna manera, desde el punto de vista pedagógico la historia como recurso permite que uno se involucre con esa situación en primera persona y que por lo tanto aprenda de los riesgos que tiene el compartir fotos, como así también no controlar hasta dónde puede llegar la exposición. De esa manera se aprende sobre cómo lidiar con esa situación si llegase a ocurrir. Por ejemplo, a lo largo de la historia uno ve cómo el personaje recurre a distintas instituciones que la ayudan a abordar su problema.

-FL:- ¿Se plantea la relación con la familia también?

-EO:- Sí. En un momento se plantea el dilema de compartirlo o no con la familia. Se plantea varias situaciones que permiten entender que hay un marco legal que delimita toda esa situación. Entonces, a lo largo de esta ficción se van tocando varios temas que permiten que un adolescente se vincule con esta problemática y con las posibles soluciones existentes. A su vez, también se trabaja la posibilidad de ayudar a alguien que lo esté sufriendo. Todo esto sumado ayuda a difundir y concientizar sobre el sexting y las consecuencias de compartir imágenes y videos privados en las redes.

 -FL:-¿ En la historia todala interacción con el personaje implica dialogar con una entidad de inteligencia artificial o en algunas instancias hay una persona detrás contestando monitoreando las preguntas y respuestas?

-EO:- No. Todo es inteligencia artificial. Hay una línea de redacción que va guiando la historia y a lo largo de las interacciones hay distintos elementos de inteligencia artificial que permiten que la conversación se asemeje a algo real.  El bot que encarna este personaje, Nati Luetto, va tratando de contestar a diferentes planteos; por ejemplo, si alguien le envía algún contenido inapropiado ella, o la inteligencia artificial, lo reconoce y reacciona en relación a eso. También reconoce algunas de las respuestas y puede elaborar una conversación. Pero siempre vuelve a la historia original donde ella te cuenta la problemática y cómo la resuelve.

-FL:-¿Es decir que las interacciones están acotadas a algunos aspectos o subtemas del eje central de la historia? 

-EO:-Así es. No se puede conversar de cualquier tema con el personaje. Hay una línea redactora que reencauza el diálogo hacia la historia. Es una experiencia limitada a esas 48 horas, sobre ese tema y sobre lo que le está pasando al personaje en ese tiempo.

 – FL:-¿ Qué feedback tuvieron de las interacciones con los jóvenes en el caso de Brasil ya que aquí en Argentina recién comienza la experiencia?

-EO:-En Brasil, el éxito nos sorprendió. En el lapso de casi un mes y medio hubo casi 800.000 participantes. La historia se viralizó y tuvo un volumen muy grande de adolescentes interactuando en pocos días.

Con respecto al feedback, lo que hacemos es ofrecerles una encuesta a los participantes que finalizaron la experiencia donde les preguntamos si ya conocían del tema y si les pareció entretenida la historia. En Brasil, más del 75% de las personas respondió que la experiencia fue excelente o muy buena. A su vez los comentarios que tuvimos, los posteos y las respuestas tanto en redes sociales como, inclusive, en esa encuesta, fueron todos de un tenor de agradecimiento por la experiencia, comentándonos que habían entendido y aprendido mucho del tema.

Si uno busca en Facebookel personaje de Brasil, que es Fabi Grossi, va a poder ver los comentarios que hay en el post.

-FL:- ¿Cómo construyeron ese modelo de interlocutor virtual? ¿En base a qué experiencia?

-EO:-Se fue construyendo desde el punto de vista tecnológico y del creativo – conceptual. La idea era entender qué es lo que podía hacer ese personaje virtual para generar un aporte en relación al tema y producir empatía e impacto. Fue una mezcla de mucha gente trabajando: del lado de UNICEF participaron dándonos jucha información y sustento desde lo metogologíco, por ejemplo, para saber cómo lidiar con las situaciones de esta problemática y no cometer errores; del lado de Sherpas en la creación de ese personaje, como de Chat tonic dándole vida desde lo tecnológico y estudiando cómo ampliar sus posibilidades de interacción. El objetivo fue que el personaje fuese positivo aún dentro de ese problema

 -FL:-¿Cómo trabajaron la empatía con adolescentes  que ustedes no ven?

-EO:-Ese fue un gran trabajo con UNICEF con mucha prueba y error. Hacíamos los guiones y se los pasábamos al equipo de UNICEF. Ellos los veían, los trabajaban y nos ayudaban a editarlos. A la vez se los daban a chicos voluntarios que tiene dentro de su red, para que también nos dieran su feedback y nos dijeran si el personaje era creíble y cercano. Creo que una de las claves del personaje es que no baja línea. Eso propende a generar empatía.

-FL:-¿Sobre qué datos y criterios elaboraron la propuesta? ¿Qué es lo que les brindó UNICEFpara eso?

-EO:-UNICEF nos proporcionó información respecto a comportamientos de los adolescentes y estadísticas de la problemática.

También tuvimos la posibilidad de acercarnos a instituciones como el Ministerio de Justicia de la Nación, en el caso de Argentina, y en el caso de Brasil con SaferNet que es una organización especializada en crímenes cibernéticos. Eso nos permitió contar con contenido mucho más valioso y rico para poder incluir en la historia.

-FL:- ¿ Utilizaron esos insumos para elaborar respuestas o reacciones posibles del personaje?

-EO:-No solamente para las respuestas sino para entender cómo contar esa historia de un manera que fuera empática y pudiera brindarle herramientas ùtiles a cualquiera de las personas que pasara por la experiencia de interacción. La idea es que los participantes puedan desarrollar empatía con una víctima de esa situación y entender que detrás de una foto compartida hay alguien que puede estar sufriendo; como también que en compartir una foto propia hay un riesgo que puede tener consecuencias reales.

Otro objetivo es la concientización de que si efectivamente llegan a estar en esa situación hay alternativas y salidas posibles; hay lugares donde te pueden ayudar, ya sea a través de tu familia o de ciertas organizaciones.

-FL:-¿En el casode Brasil la experiencia ya terminó? ¿Hay un cierre o continúa la experiencia?

-EO:-No.La experiencia sigue. Actualmente continúa y está por llegar al millón de usuarios. UNICEF decidió, una vez que lo lanzó en Brasil, extender la experiencia a Argentina, Sudáfrica y Ucrania.

-FL:-¿Por qué eligieron esos países?

-EO:-UNICEF decidió que esos fueran los países para ampliarlo en una segunda etapa, con la idea de que si allí funcionaba bien existiese la posibilidad de expandirlo globalmente.

-EO:-En el caso de Brasil. ¿Cuánto tiempo hace que se está implementando?

-FL:-En Brasil se lanzó formalmente en febrero del 2018. Previamente se había hecho una prueba piloto el año anterior. En base a esa prueba y al trabajo con focus groups se fue ajustando y mejorando la experiencia.

 -FL:-¿Qué hace UNICEF con los feedbacks de los diálogos y las encuestas que realizan los participantes? ¿De qué manera utiliza ese insumo?

-EO:-Todos los datos recabados son anónimos. Es información muy valiosa para UNICEF, ya que les permite tener más insumos para mapear la problemática en esos países y empezar a compararla. Los datos que conseguimos son comunes a todos esos lugares.

Como decía antes, toda la información que se obtiene es anónima. No guardamos ningún dato de los usuarios, ya que son, en su gran mayoría, menores. Eso nos permite entender, por ejemplo, en qué rango de edades empiezan a compartir imágenes de acuerdo con el género.

 -FL:-¿Cómo ves este tipo de experiencias donde interviene la inteligencia artificial detrás de un personaje virtual y se busca una incidencia social? ¿La interacción debe tener cierto grado de limitaciones?

 -EO:-Creo que en ciertos casos pueden ser muy interesantes. Nos sorprendieron mucho las interacciones. En Brasil por cada 1,4 mensajes que el personaje Fabí enviaba, un usuario respondía. Eso evidenció que había un ida y vuelta constante. Pensemos que la experiencia duraba casi dos días, con lo cual se armaba un vínculo.

Hubo un porcentaje muy alto de la gente que participó que no tenía conocimiento o no tenía oportunidad de hablar de sexting o de porno venganza con nadie más. Con los padres no lo hacían, en el colegio no se tocaba el tema y esta propuesta era una posibilidad de hablar e interiorizarse de la problemática.

La repercusión que tuvimos en base a las encuestas que hicimos fue muy positiva. Si nos guiamos por los comentarios que dejaron en Facebook las 30.000 personas que escribieron tenemos un balance positivo.

Por otro lado,  generalizar en base a un solo caso de uso de la inteligencia artificial no sería lógico. Pero en nuestro caso podemos afirmar que sí se puede tener un impacto muy positivo y ayudar a mucha gente. En esta experiencia brindamos información y la posibilidad de expresarse sin ser juzgado.

-FL:- En las victimas del sexting hay una carga, de vergüenza  y de angustia. ¿La interaccióncon un personaje virtual habilita la posibilidad de destrabar eso? ¿Pueden concluir que la empatía producida llegó a generar esa situación en un número significativo de las interacciones?

-EO:-Eso, sin lugar a dudas pasa. En ochocientos mil casos en Brasil, tenemos una cantidad y variedad de testimonios muy grande. Lo más impresionante son los comentarios que nos dejaron respecto a qué les había parecido la experiencia. Cuando uno los lee se queda realmente sorprendido del impacto que tuvo para algunos Hubo comentarios de índole: «lo bien que me hizo», «la verdad que me sentí muy identificado», «conozco a alguien que le pasó», «a mí me pasó algo parecido», «me sirvió mucho». Esos comentarios en el muro de Facebook son la prueba más fuerte de que hay gente a la que el no ser juzgados realmente la ayudó.

 -FL:-¿Cómo se trabaja el feedback  de  esos comentarios? ¿Ustedes aportan algún tipo de modelo para trabajarlos, por ejemplo a travésde palabras clave o análisis semántico?

-EO:-Estamos en el proceso de tratar de entender cómo podemos inferir o sacar alguna conclusión de todos esos comentarios. Por lo pronto lo vemos manualmente en el muro de Facebook.

-FL:-¿Tuvieronalgún tipo de respuesta del sistema educativo o directamente de las escuelas en Brasil?

-EO:-Tuvimos bastante apoyo por parte de UNICEF para lanzarlo en algunas escuelas. Hicimos varias pruebas en escuelas para entender y para asegurarnos de que no era algo dañino para los adolescentes. Así pudimos tomar todos los recaudos posibles. Ahora estamos evaluando, la opción de preparar guías que permitan a los docentes poder utilizar esta propuesta como un recurso pedagógico.

 -FL:-¿A la historia solo se puede acceder por Messenger? ¿Whatsapp u otras redes están disponibles?

-EO:-Por ahora es solo por Messenger. Whatsapp todavía no está disponible.

—–

La iniciativa del proyecto “Íntimos” incluye la difusión del sitio web del Programa “Las Víctimas contra Las Violencias” del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y la línea gratuita 0800-222-1717, donde se puede pedir asesoramiento y denunciar casos de difusión de contenido íntimo sin consentimiento.

Para adentrarte en la historia y conocer a Nati hacé clic acá (escribí primero para iniciar la conversación)

 

Entrevista realizada por Gabriel Latorre para Fundación Lúminis

Etiquetas: