Acompañar los primeros pasos en la docencia, explorar una nueva práctica de formación

| | | |
Guardar

Concebimos al docente como protagonista de su desarrollo profesional.
Ello supone el diseño de acciones que busquen impulsar procesos de
pensamiento compartido y que, a la vez, incluyan el compromiso de volverlo
acción en el terreno institucional. La potencialidad que encierra esta manera de
pensar la formación continua es que, en el proceso, tanto docentes como formadores aprenden de la práctica conjunta.
Entre esas acciones que desdibujan las fronteras de escuelas e institutos de
formación docente y que inauguran otros escenarios y otras dinámicas, se
encuentra el trabajo de Acompañamiento a Docentes Noveles. Este acompañamiento
encarna la perspectiva de desarrollo profesional que supera la clásica
escisión entre formación continua y formación inicial, recupera la centralidad de
las necesidades del sistema y, paulatinamente, promueve el desarrollo de comunidades de aprendizaje. En síntesis, constituye una línea de desarrollo profesional que se incorpora a las funciones del Sistema Formador a ser desplegadas por los ISFD en atención a las demandas del propio sistema educativo provincial.

Concebimos al docente como protagonista de su desarrollo profesional.
Ello supone el diseño de acciones que busquen impulsar procesos de
pensamiento compartido y que, a la vez, incluyan el compromiso de volverlo
acción en el terreno institucional. La potencialidad que encierra esta manera de
pensar la formación continua es que, en el proceso, tanto docentes como formadores aprenden de la práctica conjunta.
Entre esas acciones que desdibujan las fronteras de escuelas e institutos de
formación docente y que inauguran otros escenarios y otras dinámicas, se
encuentra el trabajo de Acompañamiento a Docentes Noveles. Este acompañamiento
encarna la perspectiva de desarrollo profesional que supera la clásica
escisión entre formación continua y formación inicial, recupera la centralidad de
las necesidades del sistema y, paulatinamente, promueve el desarrollo de comunidades de aprendizaje. En síntesis, constituye una línea de desarrollo profesional que se incorpora a las funciones del Sistema Formador a ser desplegadas por los ISFD en atención a las demandas del propio sistema educativo provincial.