Educación Inicial: opinión y rechazo de la OMEP al Proyecto de Ley “Política Federal de Cuidados para la Primera Infancia”Vigente

23 septiembre 2015 | |

La OMEP, Organización Mundial para la Educación Preescolar, rechaza el Proyecto de Ley “Política Federal de Cuidados para la Primera Infancia” y llama a la reflexión, por entender tras su lectura analítica que “pese a las indudables buenas intenciones que se señalan en sus fundamentos, la Política Federal de Cuidados para la Primera Infancia contiene ideas, supuestos y estrategias contradictorias y hasta regresivas para proteger, garantizar y restituir derechos de esa franja etaria”.

Entre otros puntos, la OMEP señala los siguientes:

  1. La propuesta desconoce la historia de los debates, las experiencias, los programas y las políticas que han venido aportando a la lucha por la protección integral de derechos de los niños. Uno de los grandes debates que se plantearan más de 45 años atrás: la antinomia “cuidar versus educar” ya ha sido saldada. Hoy existe consenso de que no es posible cuidar sin educar, ni educar sin cuidar, son prácticas sociales inseparables y necesarias para el desarrollo pleno del sujeto humano.
  2. El proyecto de ley considera a la “Primera Infancia” como la población comprendida entre los 45 días y los 4 años de edad, momento en el que en Argentina la educación comienza a ser obligatoria. En este sentido adopta un concepto propio que no respeta la Observación General Nº 7 (2005) “Realización de los derechos del niño en la primera infancia” del Comité de los Derechos del Niño, de acordar que “la Primera Infancia abarca el período comprendido hasta los 8 años de edad y que los Estados Partes deberán reconsiderar sus obligaciones hacia los niños pequeños a la luz de esta definición”.
  3. Pensar en una política que cuide sin educar, es inaceptable. Todos sabemos que con este tipo de perspectivas se refuerzan al menos dos circuitos, uno para las familias y niños que hoy tienen acceso a sus derechos porque tienen recursos para financiarlos y/o reclamarlos y otro para aquellos sujetos a los que se ofrecerán “dispositivos” empobrecidos y de-simbolizados. Así, seguiremos embarcados en construir una sociedad injusta y sin futuros plenos para muchos niños y niñas.
  4. El Proyecto de Ley propone crear una nueva institucionalidad: “los centros de cuidado para la primera infancia” que deben contar con recursos humanos multidisciplinarios y “los cuidadores”. La idea del “cuidador” reniega con la larga y densa trayectoria de formación de docentes que ha sido un signo del progresismo y de la calidad de la educación inicial argentina por más de un siglo (…) Seguramente sin una clara intención, los autores del proyecto ponen en cuestión a los docentes que ejercen en los Jardines Maternales y de Infantes, los Jardines Comunitarios, los CDI, las Escuelas Infantiles y también a los jóvenes que se están formando como Profesores de Educación Inicial en los Institutos y las Universidades. El proyecto de ley resiente 140 años de formación docente en la Argentina y concibe una nueva carrera en la que los nuevos “cuidadores” se harán cargo de la infancia.
  5. Desde la mirada de la OMEP, hace falta cumplir con las leyes que ya han sido aprobadas en nuestro país con enorme consenso, como la Ley de Educación Nacional N° 26206 que en su ARTÍCULO 18 sostiene que la Educación Inicial constituye una unidad pedagógica y comprende a los/as niños/as desde los cuarenta y cinco (45) días hasta los cinco (5) años de edad inclusive y que en su ARTÍCULO 25 establece que las actividades pedagógicas estarán a cargo de personal docente titulado y supervisadas por las autoridades educativas de las Provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  6. Desde OMEP proponemos generar una Nueva Ley de Financiamiento Educativo que fije metas concretas e inversiones para la creación de escuelas infantiles suficientes, dotadas de buenos materiales, con horarios flexibles, alimentación adecuada, docentes y personal de apoyo suficiente, etc.

Entrar aquí para leer el texto completo de la declaración.